Servicios

Estudio sobre relacionamiento entre Estado, Empresa y Sociedad Civil en el sector extractivo

Servicios










El 4% del PIB de América Latina y el Caribe proviene del sector extractivo, un porcentaje equivalente al generado por la agricultura en la región. ¿Cómo se puede asegurar que estos ingresos promuevan un desarrollo sostenible en la región? Una condición es que exista un relacionamiento equilibrado entre Estado, sociedad civil y empresa que permite buscar un acuerdo entre los intereses ambientales, sociales, económicos, y culturales. Un estudio financiado por el BID, y coordinado e implementado por la Fundación Futuro Latinoamericano en consorcio con Prodiálogo (Perú) y el Grupo de Diálogo Latinoamericano, con el apoyo de investigadores nacionales en seis países de América Latina, identificó Buenas Prácticas de Relacionamiento que apunten a este equilibrio.

Las buenas prácticas muestran que un buen relacionamiento genera confianza, logra acuerdos sobre temas en disputa, fortalece la economía local, fortalece el tejido social, genera prácticas ambientalmente responsables y mejora la calidad de vida de la población. Las buenas prácticas también indican que el relacionamiento de actores es el resultado de procesos donde se requiere una visión de mediano y largo alcance, vinculada a la asignación e inversión de recursos humanos y financieros.

Para el estudio de buenas prácticas se seleccionaron países de la región ricos en recursos naturales, con diferentes perfiles y experiencia en temas extractivos. Los países son: Argentina, Chile, Colombia, México, Perú y República Dominicana.

Para la elaboración de este estudio se validaron las experiencias encontradas, triangulando las mismas con representantes de industria/empresa, comunidades/sociedad civil y gobiernos, para asegurar que los tres estuviesen de acuerdo en que la experiencia analizada fuese considerada como buena práctica según criterios previamente definidos. Ulteriormente, se realizó una segunda validación mediante diferentes fuentes de información como material escrito, entrevistas, visitas de campo y mesas de trabajo.

El estudio no es una muestra representativa de lo que pasa en la región, pero indica que existen buenas prácticas de relacionamiento en el sector extractivo que pueden generar aprendizajes sobre este tema en la región. Para lograr esto, se requiere de una reflexión entre sociedad civil, empresa y Estado sobre estas prácticas y sus posibles aplicaciones y réplicas en los países de la región.

El estudio está disponible en: http://publications.iadb.org/handle/11319/9201